Nueva exención fiscal de $75,000 daría respiro a propietarios en Florida

Un gran alivio fiscal para los propietarios de vivienda irá a la boleta de la Florida luego de que republicanos y demócratas en el Senado unieron sus fuerzas el lunes a favor de una exención de vivienda primaria más amplia.

El cambio más ambicioso a la política fiscal de la Florida en años fue aprobado el martes en la Cámara de Representantes, donde prevaleció como el eje de la agenda del presidente de la Cámara Richard Corcoran.

Seis demócratas del Senado se unieron a 22 republicanos para aprobar la medida. De ser aprobada por los votantes en el 2018, la misma expandiría la exención estatal del impuesto a la propiedad para la vivienda primaria a $75,000.

El martes también se aprobó en la Cámara una reserva de agua de $800 millones para reducir la contaminación al sur del lago Okeechobee

La votación del Senado el lunes fue de 28 a 10, con un escaño vacante y un senador ausente. El único republicano que votó en contra fue el senador Jack Latvala de Clearwater.

Para ser aprobada, la propuesta necesitaba tres quintos del Senado, o sea, 24 votos. Sin Latvala, hubo 22 votos republicanos, lo cual hizo del tema un caso poco común en el que se necesitaba votos demócratas para aprobar una prioridad republicana.

Algunos senadores demócratas se mostraron abiertamente frustrados de no poder unirse y derrotar la medida.

Nueva exención fiscal de $75,000 daría respiro a propietarios en Florida

Nueva exención fiscal de $75,000 daría respiro a propietarios en Florida

EN LA ACTUALIDAD, ALREDEDOR DE 4.3 MILLONES DE FLORIDANOS SE BENEFICIAN DE LA PRESENTE EXENCIÓN DE VIVIENDA PRIMARIA, LA CUAL REDUCE EL VALOR GRAVABLE DE UNA VIVIENDA PRIMARIA EN $50,000.

“Ruego a mis colegas que piensen lo más que puedan sobre esto”, dijo el senador Gary Farmer, demócrata de Lighthouse Point.

Aun cuando los votantes no podrán votar sobre el tema todavía por 18 meses, es seguro que la propuesta jugará un papel importante en las elecciones del 2018, que incluirán el puesto de gobernador. Alrededor de 4.3 millones de floridanos se benefician de la presente exención de vivienda primaria, la cual reduce el valor gravable de una vivienda primaria en $50,000.

Viéndose en peligro de perder tantos ingresos, es probable que las ciudades y los condados hagan una agresiva campaña para conseguir la oposición pública, y todos los candidatos a puestos estatales en el 2018 se verán presionados a asumir una posición en pro o en contra de la medida.

Los partidarios de la misma dijeron que los votantes merecen tener la oportunidad de aprobar un alivio del impuesto a la propiedad, incluyendo a los ancianos y aquellas personas para quienes el valor de sus viviendas no se ha recuperado todavía de la Gran Recesión del 2008-2009.

“Demos a nuestros votantes la oportunidad de hacer lo que ellos saben es lo correcto”, dijo el senador Wilton Simpson, republicano de Trilby.

Posibles recortes de servicios

Los opositores de la medida afirman que la exención más alta forzará a ciudades y condados a recortar servicios necesarios, dejar cesantes a trabajadores y aumentar los impuestos a los invernantes, los negocios pequeños y las personas que viven alquiladas, incluyendo a las personas de bajos ingresos.

“Es absolutamente injusto e irresponsable que aprobemos un recorte potencial de impuestos sin decir a las personas cuáles van a ser los recortes”, dijo el senador Jeff Clemens, demócrata de Lake Worth.

La Asociación de Condados de la Florida dijo que los gobiernos locales perderán $637 millones a nivel estatal en el 2019 de aprobarse el plan.

$70.3millones perdería el condado de Miami-Dade si los votantes floridanos aprueban la exención

En el primer año, Pinellas enfrentaría una pérdida de $33.8 millones, Hillsborough $39 millones, Pasco $13 millones y Hernando $2.8 millones, dijo el grupo de los condados.

El condado Broward y todas sus ciudades y distritos fiscales especiales perderían un total combinado de $73.5 millones, y Miami-Dade enfrentaría pérdidas de $70.3 millones.

La Cámara aprobó la propuesta inicial la semana pasada con una votación de 81 a 35, y Corcoran dijo que él había hecho trabajo de cabildero personalmente con los senadores.

“He tenido numerosas conversaciones con un montón de senadores para asegurar que estemos luchando por las personas”, dijo Corcoran, “y no por gobiernos derrochadores, irresponsables y haraganes”. A pesar de que su condado enfrentaría una pérdida considerable, la senadora Lauren Book, demócrata de Plantation en su primer mandato, votó afirmativamente.

“Este es un asunto que tendrán que decidir todos los floridanos”, dijo Book.

Su padre, Ron Book, es un cabildero entre cuyos clientes están 23 ciudades y seis condados, contando a Miami-Dade, Broward y Pinellas.

Los demás demócratas que votaron a favor fueron los senadores Daphne Campbell y José Javier Rodríguez de Miami, Bill Montford de Tallahassee, Linda Stewart de Orlando y Darryl Rouson de St. Petersburg, quien dijo haber pasado días torturándose para decidir cuál sería su voto.

“Lo único que estamos diciendo es: ‘Pónganlo en la boleta’ “, dijo Rouson.

Rouson propuso posponer el efecto por cinco años de modo que las ciudades y condados puedan evitar “despidos en masa”, pero los republicanos bloquearon todas las enmiendas demócratas ,en votaciones de voz no grabadas.

De acuerdo con la propuesta, auspiciada por el senador Tom Lee, republicano de Thonotosassa, el valor de una vivienda de entre $100,000 y $125,000 estaría exento de los impuestos a la propiedad, que según él favorecen a la clase media. Lee dijo que el propietario de una vivienda valorada en $220,000 ahorraría 275 al año.

Los impuestos a la propiedad recaudados para las escuelas públicas estarían exentos de esta nueva exención ampliada.

Al ser aprobado el proyecto de ley (HJR 7105) en la Cámara, ira a parar directamente a la boleta de noviembre del 2018, donde tendrá que ser aprobado por al menos 60 por ciento de los votantes para entrar en vigor. Como propuesta de enmienda a la Constitución de la Florida, la misma no puede ser vetada por el gobernador Rick Scott.

En una reunión del grupo legislativo de senadores demócratas antes de la votación, Clemens los urgió a votar en contra de una propuesta que, según él, es parte de una estrategia republicana a mayor escala para “matar de hambre” a los gobiernos locales y afectar a las personas pobres.

“Esto afecta a los pobres. Ustedes pueden negarlo todo lo que quieran”, dijo Clemens.

La exención inicial de vivienda primaria de la Florida de $5,000 se creó en 1934, para ayudar a los residentes en la era de la Depresión a conversar sus csas si no podían pagar los impuestos a la propiedad.

Los votantes incrementaron la exención a $25,000 en 1980 bajo un gobernador demócrata, Bob Graham, y a $50,000 en una elección especial del 2008 cuando Charlie Crist, entonces republicano, era gobernador.

Compartir este artículo

0 comentarios para "Nueva exención fiscal de $75,000 daría respiro a propietarios en Florida"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *