¿La construcción eco-friendly beneficia a desarrolladores inmobilarios?

Para proyectos comerciales, es obvio; para uso residencial, las matemáticas no dan

Si alguna vez hubo un momento para evaluar los beneficios de la construcción ecológica, sería ahora.

Mientras que las ciudades del sur de la Florida se salvaron del impacto de la fuerza total del huracán Irma, muchas autoridades locales también acreditan los requisitos de construcción emitidos por el gobierno para la relativa resistencia de la región durante la tormenta.

Y aunque los datos post-Irma no estaban disponibles al cierre de esta edición, es justo decir que las regulaciones que demandan una reducción en los edificios de uso de energía y agua han ayudado a disminuir la tensión en una infraestructura devastada por tormentas. Muchos proyectos comerciales van más allá de los requisitos mínimos para incluir características ecológicas que crearán ahorros de costos de energía a largo plazo. Pero en el aspecto residencial, los costosos productos ecológicos pueden reducir los márgenes de ganancia y elevar los precios, lo cual cohíbe a algunos posibles compradores. La construcción ecológica puede aumentar los costos de proyectos comerciales y residenciales de 1 a 10 por ciento, dijeron los expertos a TRD.

Eco-construcción a gran escala 
En la construcción comercial, los códigos ya exigen ciertos niveles de eficiencia de los recursos, como la certificación LEED, que se refiere al Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, un sistema de clasificación ampliamente utilizado, diseñado por el Consejo de Construcción Verde de EE. UU. Los desarrolladores también emplean otros programas de construcción ecológica, como los estándares establecidos por Florida Green Building Coalition (FGBC), una organización sin fines de lucro que certifica los proyectos de construcción ecológica.

En la ciudad de Miami, por ejemplo, los edificios nuevos con más de 50,000 pies cuadrados deben obtener una certificación LEED de plata, el segundo en un programa de calificación de cuatro niveles (certificación, plata, oro, platino). Los diferenciales de costos son difíciles de determinar, pero aumentan con cada paso. LEED cobra tarifas por registro, pre-certificación y certificación, según el alcance del proyecto.

Los desarrolladores hacen los cálculos cuando deciden qué tan lejos deben superar los requisitos básicos del código en edificios nuevos. Cuando ven ahorros a largo plazo que generan un sólido retorno de la inversión, generalmente optan por gastar más en sistemas ecológicos, que también ayudan a la hora de vender la propiedad. “La certificación LEED y otros programas de certificación ecológica en la construcción son importantes herramientas de mercadeo”, dijo Brett Porak, director de pre-construcción de Moss & Associates, una gran firma de diseño y construcción con sede en Fort Lauderdale, con una variedad de proyectos ecológicos.

“Algunos propietarios y desarrolladores siguen las pautas de LEED sin buscar la certificación real para eliminar el costo de certificación”, agregó Ron Antevy, presidente y CEO de e-Builder, un proveedor de software para la administración de la construcción con sede en Fort Lauderdale. Con o sin certificación, los desarrolladores hacen énfasis en los elementos ecológicos cuando comercializan sus edificios, dijo Antevey.

Actualmente hay 1.309 proyectos comerciales que participan en LEED en el área metropolitana de Miami-Ft. Lauderdale “, dijo Marisa Long, vicepresidenta de relaciones públicas y comunicaciones del Consejo de Edificios Verdes de Estados Unidos. “De ellos, 555 están certificados por LEED. En el estado de Florida, hay 3.702 proyectos que participan en LEED.

 

¿La construcción eco-friendly beneficia a desarrolladores inmobilarios?
Califique el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *