Idílico parque lineal para divertirse en Miami está en camino. Estos son los detalles

Esta representación arquitectónica muestra el Sendero Ludlam a medida que transcurre a través de una plaza alineada comercial y un nuevo edificio de apartamentos en un “nodo” de desarrollo en el lado sur de Bird Road. LAKE/FLATO ARCHITECTS

Primero vino el Underline, la primera fase de un parque de 10 millas de largo que quedaría debajo de la línea férrea del Metrorail y que empezó a construirse en octubre. Ahora es el turno del Sendero Ludlam.

El plan es que para a finales de este año, comiencen a trabajar en el segmento inicial del Sendero Ludlam, un parque con áreas y caminos para correr y montar bicicleta. Lleva años gestándose y correrá a lo largo de un corredor ferroviario abandonado ubicado en el oeste del Condado Miami-Dade y se conectará con el Underline en Dadeland.

Esa primera pieza del Sendero Ludlam se edificará como parte de un nuevo proyecto comercial y residencial al sur de Bird Road. Un equipo de urbanistas anunció el jueves que el inicio de la construcción esta prevista para finales de este año.

Los urbanistas dijeron que el miércoles concluyeron la compra de 13 hectáreas de terrenos a un costo de $36 millones, con Florida East Coast Industries (FECI), compañía propietaria de la vieja vía férrea, que abarca unas seis millas desde Dadeland hasta el cercano Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

La compra incluye un segmento de media milla de largo de vía férrea así como varias propiedades comerciales e industriales. Como parte de un plan de zonificación que ya fue aprobado por el Condado Miami-Dade, los urbanistas planean construir unos 950 apartamentos y 35,000 pies cuadrados de restaurantes, boutiques y tiendas, dividiendo el sendero en tres fases.

Los urbanistas —una sociedad de Vincent Signorello de Scout Capital Partners, ex director de FECI, de ZOM Living, con sede en Orlando, y de la firma inversionista de Miami, Mattoni Group— también diseñarán y construirán un segmento de media milla del sendero y le darán mantenimiento sin que los contribuyentes tengan que pagar. Bird Road será el punto medio del sendero.

“La fase primera del Sendero Ludlam empieza con nosotros”, dijo Signorello en una entrevista.

El anuncio es la culminación de años de difíciles negociaciones entre el condado, la ciudad de Miami, la FECI, los defensores del sendero y los residentes del área.

En el 2014, la FECI retiró su plan inicial que contemplaba trabajos de urbanismo en gran parte del sendero propuesto debido a la oposición del público. Posteriormente, la compañía acordó seguir un plan del condado que limita las construcciones a tres densos “nódulos” en las arterias principales, entre ellas Bird Road.

El año pasado, la Comisión del Condado Miami-Dade aprobó la compra a un costo de $25 millones de 80 por ciento del corredor de la vía férrea, que tiene un ancho de 100 pies en gran parte de su longitud. El corredor se encuentra entre las avenidas 70 y 69 del suroeste.

El condado anunció haber asegurado unos $27 millones de los $94 millones que costaría la construcción del Sendero Ludlam. Los segmentos de vía férrea en cada uno de los cuatro nódulos, que representan el 20 por ciento de todo el largo del corredor, serían instalados por constructores privados con la ayuda de los parámetros que sentaron los planificadores del condado, aunque cada nódulo podría tener su propio aspecto.

“Como residente, la persona saldría por la puerta de su casa y ya estaría en el sendero”, dijo Signorello.

La primera fase se edificará en terrenos desocupados cercanos a Bird Road, dijeron los urbanistas. La fachada de Bird Road en la actualidad está principalmente ocupada por la sucursal de Ludlam de la oficina de Correos, a la que le quedan todavía varios años de alquiler, se quedará dónde está, dijeron.

Comoquiera que el proyecto cuenta con amplias inversiones y la Comisión del Condado Miami-Dade aprobó el plan de zonificación para el sendero a principios de este año, todo lo que los urbanistas necesitan para continuar son los permisos de construcción, dijeron. Los dibujos de construcción los han realizado sus propios arquitectos. Los urbanistas confían en que la primera fase de la construcción se termine unos 16 meses después de haber empezado.


Fuente: https://www.elnuevoherald.com/noticias/finanzas/acceso-miami/comunidades/article228329244.html#storylink=cpy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *