Hoteleras españolas eligen Miami para desembarcar en EEUU

Hoy, Miami concentra las próximas aperturas previstas para las cadenas españolas, con el afán de proyectarse ante el mercado hispano de Estados Unidos. Asimismo, buscan que sirva como punta de lanza para el desembarco en otras ciudades del país.
HOTELERAS
Barceló tuvo presencia en la ciudad hasta que se deshizo de Crestline, y desde 2011 Room Mate se unió a Riu con su Waldorf.
La cadena asociada a Tui acaba de reabrir su hotel tras adaptarlo para su marca urbana Riu Plaza, y da con ello el pistoletazo de salida a las aperturas previstas para los próximos meses de otras hoteleras españolas, destaca un análisis de REPORTUR.

Para primavera, se prevé que comience a operar el nuevo ME de Meliá, mientras que, también para abril de este año, se espera el primer AC by Marriott en Miami.

Iberostar, por su parte, ya trabaja para que en 2016 su primer hotel en el país sea una realidad. NH, en paralelo, también se ha referido al destino como uno de sus objetivos.

Un motivo clave por el que las cadenas españolas se han puesto de acuerdo en desembarcar en Miami es el de posicionar sus marcas ante el numeroso público latino residente en Estados Unidos.

En su momento, Gabriel Escarrer Jaume, vicepresidente y consejero delegado de Meliá, justificaba su interés en Londres en una triple motivación: por su alta tarifa media y ocupación; por ser el Reino Unido su segundo emisor internacional -” y como tal, tenemos que tener ‘huella’ y presencia en este mercado”, apunta-, y por marketing, “por ser la capital financiera del mundo occidental, donde nuestros hoteles están en el mejor ‘escaparate’ de tendencias”. Todos estos tres argumentos son válidos también para la ciudad de Florida.

“Londres pero no Liverpool, París pero no Marsella”, decía hace año y medio el presidente de Iberostar, Miguel Fluxá, sobre la prioridad de expansión de su grupo. “Vamos a crear una red de hoteles en las ciudades europeas turísticas, porque entendemos que tenemos un montón de gente repetidora de la compañía, y de la misma manera que vienen con nosotros a México, pueden venir a París”, profundizaba Fluxá.

Al objetivo de las tres grandes capitales del mundo se sumaba la coincidencia por desembarcar en Dubai, a la que se veía como una apuesta segura, gracias a que el destino está logrando un equilibrio entre viajeros vacacionales y corporativos, y por ello las hoteleras nacionales con carteras mezcla del urbano y de playa eran las que antes preveían a desembarcar en el enclave más icónico del Golfo.

Tal como resalta REPORTUR, esta mezcla de turista vacacional y corporativo también se da en Miami, donde además de playas kilométricas y calles ambientadas existe un enclave empresarial de referencia para el mercado hispano.

La web destaca que Miami se erige en el puerto de entrada natural para las cadenas españolas en su afán de acrecentar su visibilidad ante los estadounidenses.

En junio del año pasado, Meliá Hotels International cerró la firma de un nuevo hotel de la marca ME en el ‘downtown’ de Miami.

En esa oportunidad, la hotelera detalló que el ME Miami contaría con 129 habitaciones, un spa, 5.000 metros cuadrados para reuniones, varias áreas gastronómicas y el primer restaurante STK, un popular concepto americano de steakhouse, que ya funciona en el ME London de la mano del grupo The One Group.

El consejero delegado y vicepresidente de Meliá, Gabriel Escarrer, destacó, en ese entonces, que se trataba de un proyecto “deslumbrante” para una de las ciudades más emblemáticas de Estados Unidos, “con una gran influencia latina”.

El ME Miami, un establecimiento propiedad del Grupo Inversor Merchant, estará ubicado en el actual Hotel Casa Moderna, en el 1100 de Biscayne Boulevard.

Unos meses después, en noviembre, se supo que Fort Lauderdale sería el segundo enclave de Florida en tener un hotel de Meliá en 2015. La zona de Hollywood Beach elegida por Meliá cuenta con más de 60 parques, siete campos de golf, once kilómetros de playas y un paseo marítimo de cuatro kilómetros.

El nuevo complejo tendrá 304 habitaciones, spa, instalaciones de fitness y una piscina ‘infinity’ en la azotea. Moses Bensusan, miembro de la dirección de la promotora Liberty Grande, subrayó entonces que “no hay mejor marca con la que aliarse que Meliá”, mientras el CEO y vicepresidente de la hotelera detallaba que el Meliá Costa Hollywood “fortalecerá nuestra presencia en el mercado estadounidense y atraerá a viajeros de todo el mundo”.

Asimismo, la cadena liderada por Carmen y Luis Riu acaba de abrir su primer hotel del segmento de negocio urbano en el país y para ello eligió Miami, tras una inversión de 20 millones de dólares en reformar el establecimiento que ya contaban en la ciudad. Según informa la compañía, el Hotel Riu Plaza Miami Beach, con 284 habitaciones y a unos 25 minutos del aeropuerto internacional de Miami, mantiene su antigua fachada pero su estructura interior ha sido modernizada.

Por otra parte, hace alrededor de un año, Iberostar desveló que también contempla entrar en ciudades como Miami y New York, donde sus competidoras Riu y Meliá ya se habían asegurado presencia. En el pasado Fitur, se supo que la cadena ya había iniciado este año la reforma de un cuatro estrellas en Miami Beach, que abrirá sus puertas en 2016.

Hoteleras españolas eligen Miami para desembarcar en EEUU
Califique el artículo