El éxito en Miami es para el venezolano que no se rinde!

shutterstock_109905860

Hemos llevado a nuestros lectores la idea de que se puede ser exitoso en Florida y le hemos dado las herramientas para llevar a cabo ese éxito. Hemos contado con articulistas de envergadura, asesores legales, migratorios, de negocios, personas que han tenido experiencias de éxito en Estados Unidos provenientes de Venezuela han tenido espacio en nuestras páginas para contarnos cómo fue su experiencia, lo que les ha enseñado y ahora que están en el éxito hasta dónde pueden llegar. Y no lo hemos hecho simplemente por vender un producto, por generar una publicidad engañosa sobre una ciudad (Miami) y un país (Estados Unidos), que, si bien es cierto, viene atravesando una durísima crisis económica que lo ha llevado a tomar drásticas decisiones a nivel comercial y económico y que ha debilitado un poco la fuerza de sus mercados, sin embargo las oportunidades siempre estuvieron ahí e incluso se intensificaron las ofertas en el sector inmobiliario y otros sectores, lo que hizo que los venezolanos entraran en la lista de los fuertes inversionistas en el área de bienes raíces.

Como les decimos, todo está dado para que se de pero solamente si se quiere y si se tiene el aguante, la paciencia, la capacidad de ser humilde para aprender todos los días algo nuevo y seguir creciendo en un ambiente muy competitivo. Éste es el ejemplo que nos da Luigi Boria, el primer alcalde venezolano elegido por el voto popular en Estados Unidos y en este caso en la ciudad más venezolana de la Florida como lo es Doral.

Boria ha venido escalando posiciones desde que llegó a Estados Unidos basado en un trabajo incesante, una fe en sus capacidades, un grupo familiar que se apoya incondicionalmente y la humildad para enterarse cada día de algo nuevo y modernizar sus estrategias, campañas y planes. Hoy Luigi Boria nos demuestra que sí se puede, que se puede optar a la excelencia en un país cargado de competencia, de capacidad humana y sobretodo de mucho orden y donde se cumplen las leyes, ahí el venezolano tiene su cabida, aporta su grano de arena y tanto en los negocios, como en la calidad de vida, el venezolano que se establece en Florida y tiene entre ceja y ceja la constancia en el trabajo, va subiendo como la espuma, adquiriendo poder e influencia.

Referencia: https://miamienlamira.com/