Costo de vida en Miami para el 2018

Vivir en miami

Costos de vida en Miami, algunos residentes de Miami suelen decir la siguiente frase: “I live where you vacation” (Yo vivo en donde tu vacacionas). Es una forma espontánea y un poco jactanciosa de expresar el orgullo de poder pasar sus días en una ciudad paradisiaca, en claro contraste con los millones  de turistas a quienes la belleza de Miami solo les es posible disfrutarla por cortas temporadas, durante esos pequeños paréntesis de felicidad que llamamos vacaciones.

Costo de vida en Miami

Sin embargo, es un equívoco muy común creer que la vida en Miami suele desenvolverse de la misma manera en que se disfruta de una temporada de descanso en la ciudad. En otras palabras, que no hay mayor diferencia entre el tipo de vida que llevan los residentes en Miami que aquellos que solo están de paso por aquí.

Nada más distante a la realidad.

Por muchas ventajas que Miami ofrezca, por más de que su sol brille siempre y la ciudad esté rodeada de las mejores playas, nadie en Miami se la pasa de shopping en Sawgrass Mills Mall ni cena en la Ocean Drive de South Beach las 365 noches del año. Una rutina de ese tipo solo existe en las fantasías.

La vida diaria en Miami, como en cualquier otra parte del mundo, impone un ritmo propio, unos quehaceres y, sobre todo, conlleva a incurrir en una serie de gastos que son muy distintos de los que puede llegar a tener quien sólo está en Miami en calidad de turista. Pensemos, por ejemplo, en gastos como el seguro del vehículo, o los gastos de internet y cable. O, si tenemos hijos, los precios que han de pagarse en una escuela.

En este artículo, entonces, queremos tratar de responder la pregunta de cuánto cuesta vivir en Miami. Naturalmente, el costo de vida dependerá siempre de una multiplicidad de variables. No hay una respuesta única, una cifra mágica que pueda decirse: “La vida en Miami vale X cantidad”. Sin embargo, aquí queremos ofrecer una pequeña guía que a modo ilustrativo que permita darse una día del presupuesto que debe alistarse mes a mes para quienes estén pensando en emigrar al sur de la Florida.

Transporte: Tener carro es prácticamente una necesidad

Miami tiene muchas bondades, pero, la verdad sea dicha, una buena red de transporte público no es una que pueda incluirse dentro de esta lista. Para muchos, en Miami se hace imprescindible tener un vehículo para movilizarse, ya que se trata de una ciudad muy extendida, donde hay que recorrer distancias muy largas para transportarse de un lado a otro. Ahora bien, la ventaja es que en Florida se puede comprar carros usados a precios muy asequibles. Hay para todos los presupuestos. Para darse una idea, un Toyota Corolla modelo 2016 con 20 mil millas, puede costar 10 mil dólares.

En cuanto al precio de la gasolina, el galón oscila entre 2.40 y 2.64 dólares. Es decir que un carro familiar de 14 galones, queda lleno con 40 dólares.

De otra parte, están los gastos que hay incurrir derivados de la adquisición de un vehículo. Por ejemplo, en lo que concierne a los seguros, la ley del Estado de la Florida exige a sus residentes uno por protección de lesiones personales (PIP, por sus siglas en inglés) y seguro de responsabilidad civil (PDL). El valor de esta cobertura en seguros varía según el tipo de vehículo, la edad del asegurado, su estado civil, el historial de accidentes del conductor, entre otros factores. El precio promedio mensual del seguro vehicular para la Florida oscila los 120 dólares.  De otra parte, el valor inicial de registro (placas, registro y otros) asciende a $225.

Factura del agua, plan de celular, cable, internet

Hay planes de celular para todos los bolsillos. Inclusos algunas compañías ofrecen paquetes para toda la familia, lo cual representa un ahorro si frente a la adquisición de planes separados para  todos los miembros de la familia. Un plan personal  de celular con 6 gigabites de datos y llamadas ilimitadas puede estar en 45 dólares.

Un plan de internet de 8 Mbps de velocidad cuesta $46. En cuanto a la televisión, hay que anotar que es muy común en Miami que los edificios y condominios incluyen dentro de su cuota de administración un servicio con alguna de las compañías proveedoras de televisión. Sin embargo, para televisión por cable con operadores como DirectTV o XFinity, los planes mensuales comienzan desde los $35 dólares en adelante.

Así como incluyen un servicio básico de televisión, las cuotas de administración en Miami también suele incluir la tarifa de agua (tanto el servicio de agua potable como el servicio de aguas negras). En caso de que no, éste suele rondar los $40. En cuanto a las cuotas de administración de los edificios de apartamentos, cuestan un promedio de $390 mensuales (incluye, repito, agua, televisión y mantenimiento).

Comidas, almuerzos, mercados

¿Cuánto debo presupuestar en comidas en Miami? Esa es una pregunta que va a depender de muchos factores, desde el tipo de dieta de cada familia, hasta en el lugar en el que compres tus productos (Publix, por ejemplo, suele ser comparativamente más caro que Sedano’s o Walmart). Sin embargo, podemos hacer un estimado.

Para una familia de cuatro personas, un mercado semanal en Miami oscila entre los $90 y $130. Para que puedas darte una idea de los precios: una caja de leche de un litro cuesta $1,1; 12 huevos cuestan $3.6; 1 kilo de tomate cuesta $4.5; quinientos gramos de queso valen $8; un paquete de 4 rollos de papel higiénico cuesta $3.24 y una caja de pasta de dientes vale $2. Es recomendable estar pendiente de las ofertas, porque muchos supermercados ofrecen descuentos por secciones en el almacén (frutas y verduras, carnes, limpieza, etc.). También es recomendable suscribirse a Costco, donde puede comprar productos al por mayor a precios más baratos.

En lo que respecta a comer en la calle, un almuerzo tipo menú en un restaurante del distrito financiero vale aproximadamente $17. Una cena para dos personas en un restaurante italiano en la Ocean Drive puede costar $94 dólares (incluyendo entrada, plato de fondo, vino y postre).  Desde luego, la opción más económica es siempre la de las comidas rápidas. Un combo en McDonalds cuesta en promedio $7.

Renta de vivienda

Si en vez de comprar una propiedad, piensa emigrar a Miami y vivir en renta, tenga en cuenta que las tarifas de alquiler suelen ser muy elevados en esta ciudad. Al igual que los precios de las propiedades, los arriendos en Miami operan más o menos bajo el siguiente principio: entre más cerca al mar se esté, más caro suele ser. En esa medida, un arriendo en South Beach en un apartamento de una habitación vale en promedio $2000 (y eso en una construcción algo antigua). En Brickell, el distrito financiero, está cerca de $2200.

Ahora bien, en una zona como Doral un arriendo puede valer $1600 por una casa de una habitación, 1800 por una de dos $2100 por una de tres.  En  una ciudad como Kendall pueden conseguirse apartamentos de una habitación por $1200, de dos habitaciones por $1400 y de tres habitaciones por $2000.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta al momento de rentar, es que la mayoría de arrendadores exige como condición que el arrendatario tenga un estado de cuenta equivalente a doce meses de arriendo. Otros, en cambio, exigen un depósito equivalente a un mes de arriendo. Adicionalmente, los contratos de arrendamiento suelen hacerse por un año. Algunos lo alquilan por meses, pero los precios aumentan significativamente.

Educación de los hijos

 

Si usted va a emigrar a Miami con hijos pequeños, una excelente opción es inscribirlos en una escuela pública. El sistema educativo de la Florida es distinguido en Estados Unidos por su excelente calidad. En Weston, por ejemplo, se ubican algunos de los mejores colegios de Estados Unidos, una circunstancia que hacen de aquella ciudad del sur de la Florida un lugar inmejorable para la crianza de los hijos (recuerde que en Estados Unidos la escuela a la que sus hijos asistan se asigna conforme a un criterio de cercanía  geográfica, así que si usted quiere matricularlos en una escuela de Weston, es necesario que viva en esta ciudad).

Aunque las escuelas públicas son gratuitas, usted como padre deberá incurrir en algunos gastos derivados. Por ejemplo, en uniformes (si aplican) o gastos como la foto del yearbook (anuario) del colegio. Son, en todo caso, gastos que no son muy considerables y que no tienen una frecuencia mensual, sino más bien esporádica.

Entretenimiento

Habiendo tantas cosas por hacer en Miami, tantas cosas para disfrutar de la ciudad, nadie quiere pasar sus días encerrado en la casa. Por eso, dentro del presupuesto mensual es conveniente reservar siempre una pequeña partida para el entrenamiento, el esparcimiento y la diversión.

La mejor forma de pasar el tiempo libre en Miami es, por fortuna, de acceso público. La playa es gratis y también lo son sus parques recreativos, donde se encuentran canchas para todos los deportes, así como senderos para montar en bicicleta.

Finalmente, aquí detallamos los precios de otro tipo de entrenamientos:

2 boletos para el cine cuestan $25

1 cappucino en un café en el área turística vale $4.9

1 pinta de cerveza en un pub vale $5.5

1 suscripción mensual al gimnasio vale $40.

Costo de vida en Miami

 

Costo de vida en Miami para el 2018
4.8 (96.25%) 16 votos
3 Comentaríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *