Ambicioso plan de remodelación de Jungle Island

Reúna todos sus buenos recuerdos de Jungle Island. Recuerde los pájaros multicolores y ese punto icónico en Watson Island. Ahora, eche el resto a la basura.

En una nueva maqueta dada a conocer el miércoles luego que el parque cerrara un acuerdo por $60 millones con sus nuevos dueños, Jungle Island está completamente irreconocible.

El parque de 18 acres, antiguamente llamado Parrot Jungle, será transformado en un destino de aventuras ecológicas similar a lo que los aventureros pueden encontrar en Xcaret en México.

El proyecto multimillonario significará una renovación y ampliación en tres fases, que cuando se complete en dos años, incluirá tirolesas, aventuras para niños, toboganes de agua, una enorme laguna para nadar y hacer deportes acuáticos, y un club privado de playa. Las mejoras incluyen además restaurantes más elegantes, un área renovada para banquetes y nuevas aventuras con animales.

La primera fase del plan, la adición de más de 5,600 pies de tirolesas con caídas de hasta 14 pisos por encima de Miami, debutará este verano.

La compañía chilena Crystal Lagoons, que tiene una oficina en Miami, construirá la laguna artificial, que es la pieza central del nuevo proyecto.

“Esperamos que nuestra laguna aumente significativamente la cantidad de visitantes al parque, lo cual hará de Jungle Island una de las mejores atracciones turísticas del sur de la Florida”, dijo Uri Man, presidente ejecutivo de Crystal Lagoons en la región Este de Estados Unidos.

La renovación es parte de un acuerdo que salió a relucir en septiembre cuando el Herald dio la noticia de que el atribulado parque estaba planeando un remozamiento a gran escala. Jungle Island, fundada en 1936 y luego comprada por un grupo encabezado por Bern Levine en 1988 cuando estaba todavía ubicada en Pinecrest, se mudó a Watson Island, en el Viaducto MacArthur, en el 2003. Desde entonces ha tenido problemas para pagar sus préstamos y ha acumulado deudas.

Iconic Attractions, con sede en San Diego, asumió su administración en el 2013 con la misión de convertir el parque en un destino que pudiera competir con las atracciones de Orlando.

El acuerdo completado con la firma de gestión de activos ESJ Capital Partners, de Aventura, que representa a inversionistas europeos y ha invertido en propiedades en Brickell y en el Design District, se propone cumplir finalmente esa meta.

La transacción de $60 millones —que incluye $15 millones en efectivo— incluye la transferencia del arrendamiento de Watson Island, propiedad de la Ciudad de Miami, a ESJ. La firma asumirá también unos $45 millones de deuda con Miami, el Condado Miami-Dade, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) y un préstamo privado. El acuerdo tuvo que ser presentado a Miami y Miami-Dade, y las dos veces fue aprobado por unanimidad.

“Vamos a convertir este lugar, que tiene un potencial tremendo, en un gran destino tanto para los turistas como para la gente de la zona”, dijo Arnaud Sitbon, presidente y cofundador de ESJ.

El acuerdo preserva la estructura actual de la gerencia, encabezada por John Dunlap, de Iconic Attractions, responsable de las operaciones diarias. Todos los empleos el parque se mantendrán y ESJ anticipa que habrá nuevas plazas una vez que se complete la ampliación.

Dunlap, el presidente ejecutivo de Iconic, dijo que pensaba que existía una oportunidad de transformar el parque en un destino más atractivo tanto para los vecinos de la localidad como para los turistas, entre ellos los millones de pasajeros de cruceros que hacen escala del otro lado del viaducto en el Puerto de Miami.

Ambicioso plan de remodelación de Jungle Island
5 (100%) 3 voto[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *